Índice

Índice Historias del más allá

El descuartizado que llovió del cielo
La chica que pisó una tumba
El bebé con mal aspecto
El hombre que se evaporó en el aire
Cuando el diablo se aparece
La Madre descuidada
La Bodega del Castillo
El Valle del Infierno
El perro del Guardabosques
Vampiros reales
La experiencia del Padre Litvinov
El misterioso caso de la señorita Miriam Golding

 

En la vida humana, muchos son los hechos que por sus características fortuitas e irrepetibles, resultan difíciles de seguir o investigar. Cuando un suceso insólito se presenta ante nosotros, este suele durar poco y nos vemos incapacitados para seguirle la pista, quedando únicamente para el análisis el testimonio de lo ocurrido. Estos hechos nos sorprenden, nos maravillan, nos dejan de una pieza, pero no nos permiten demostrarlo o reproducirlo en un laboratorio.

Son incidentes que no sirven como prueba, no se pueden medir o calificar… pero que sin embargo existen y son reales. Para más INRI, son tan extraños y variados, que nos resulta imposible englobarlos, y cuanto menos entenderlo, dejándonos solamente la opción de registrarlos en una libreta y levantar los hombros en señal de asombro e impotencia.

Son los hechos Forteanos, aquellos sucesos sin sentido ni explicación lógica que escapan al pensamiento científico y desmoronan, de ser ciertos, todo nuestro actual sistema de medida. Charles Fort lo sabía así y por eso se dedicó a recopilarlos y consignarlos en su “Libro de los Hechos Condenados”. Él, mejor que nadie, entendía que estas historias eran auténticas pero que no existía forma cabal de comprenderlo. No sabemos si estos raros acontecimientos se producen en la realidad cotidiana o se producen solamente en la mente de aquellos que lo ven, pero como dijo el propio Charles Fort en cierta ocasión: “yo no puedo decir que todos los mirlos son blancos porque un día vi dos negros”.

Poco importa si es la mente o no quien la origina, lo que importa es que ocurren y forman parte de nuestra existencia y que por tanto debemos prestarle atención y tratar de situarlos en un paradigma concreto. Con la sección “Historias del Más Allá”, pretendemos continuar la labor y el ejemplo de este extraordinario, y ya mítico, historiador de lo insólito, Charles Fort, compilando estos casos extraños, con la intención de que el investigador, o el simple curioso, conozcan esta otra realidad y traten de descubrir su naturaleza. Abramos, pues, ahora…, la caja de Pandora. 

Así nos daba la bienvenida la ahora extinta página web de editorialbitacora.com, en su sección Historias auténticas del más allá. Como homenaje a las muchas horas que pasé leyendo los relatos que en ella se albergaban, he decidido compartir algunos de ellos en este blog.

Historias del Más Allá