Terror

Con las entrañas por fuera

 Yucatán está entre los Estados con mayor índice de suicidios, de hecho la mitología maya cuenta con una deidad ligada al suicidio por ahorcamiento, Ixtab, quién es representada con el método principal de suicidio en el Estado, colgada de una soga.

 Victor había estudiado enfermería por que su principal intención era salvar vidas en casos de emergencia, de hecho él siempre pedía estar en el área de Urgencias en el Hospital donde trabajaba, le gustaba pensar que de esta manera compensaba aquella vez en la que siendo niño una enfermera le salvó la vida cuando llegó a Urgencias con un grave ataque de asma.

 Pero en realidad nadie conocía la dañada mente de Víctor, fiel a su ideal de salvar vidas, veía con odio a aquellos pacientes que llegaban en estado crítico por haber intentado suicidarse. En el mejor de los casos dejaba que otros compañeros los atendieran, pero si llegaban a sus manos les ayudaba a terminar el proceso que habían iniciado, siempre cuidadoso de no levantar sospechas, ya que aunque en contados casos se hacían investigaciones si se trataba de alguien que había intentado terminar con su vida, prefería no correr riesgos.

 Estas víctimas eran frecuentemente drogadictos, prostitutas o personas que por alguna circunstancia habían dejado todo y a todos atrás, por lo que Víctor sabía que nadie se preocuparía por su ausencia.

 Leslie, sin embargo, era diferente, había llegado a la sala de Urgencias cuando una amiga la había encontrado inconsciente en su casa. Había tomado una gran cantidad de fármacos por lo que era necesario hacerle un lavado gástrico para salvarle la vida.

 La razón de la fatídica decisión de Leslie era que padecía de un grave Trastorno Compulsivo con la limpieza e higiene, en algunos casos era tan extremo que por ejemplo, no podía salir a lugares a comer, ya que para ella era necesario ver cómo se preparaban los platillos. Había dejado de ir a ciertos lugares públicos por qué comenzaba a tener ataques de ansiedad pensando en la suciedad, como los asientos en el cine, la suciedad de los perros en los parques, el sudor de la gente en el gimnasio, etc.

 Llegó un momento en que ella ya no soportó más, había perdido amigos, a su pareja sentimental y su familia se había distanciado de ella. Las terapias no le ayudaban, no había medicamento que tranquilizara su mente. Por ello tomó la decisión de matarse ingiriendo una fuerte dosis de calmantes.

ngo_doc_paraquat_1-660x350

 Al verla postrada en la cama del Hospital Víctor sentía que debía de enseñarle a Leslie acerca del verdadero dolor y sobre apreciar el regalo de la vida. Pero su presencia en aquella habitación de hospital desconcertaba a Víctor, había escogido la ingesta de medicamentos como método para suicidarse en vez de lo que decidían las demás personas como el ahorcamiento o cortarse las venas, también físicamente era linda, por su cabello y uñas se veía que cuidaba de su salud, no tenía sobrepeso, no tenía historial de ser fumadora o de beber alcohol ni siquiera en pequeñas cantidades. Era una lástima que tan bella chica hubiera decidido tomar esta decisión, y él sería el encargado de hacerle ver su error.

 Un desgarrador grito se escuchó por la sala de Urgencias del Hospital, la amiga de Leslie, junto con las demás personas que estaban en la sala de espera se asustaron. La amiga, movida por la fuerza del impulso y del instinto, entró a los pabellones donde los pacientes estaban siendo atendidos, con desesperación buscaba a Leslie. Un pequeño grupo de médicos se iba conglomerando en una habitación, un Doctor tenía firmemente sujeto a un enfermero que parecía muy asustado. La amiga de Leslie finalmente se abrió paso entre la gente y entró a la habitación.

 Unos instantes antes de todo esto, Víctor le había inyectado anestesia a Leslie para que no se despertara, había realizado esto muchas veces antes y la medida de la dosis que le dió le pareció la ideal para no tener algún problema. Procedió a abrirle el área baja del abdomen y sacarle los intestinos, una vez fuera del cuerpo los extendió en una mesa ubicada a lado de la cama y los abrió para limpiarles el interior. Para esto usó un cepillo de cerdas duras, como los que se usan para lavar ropa, cloro y un detergente.

anzuelo3

 No contaba que Leslie tuviera una reacción diferente a la anestesia por los medicamentos que había ingerido antes, se despertó, y aún mareada se levantó y profirió el estremecedor grito al ver la escena delante de ella. Se encontraba acostada en la cama de un Hospital, le habían sacado sus entrañas, las cuales estaban todas regadas en una mesa a lado de ella y una persona las estaba lavando como si se tratase de alguna prenda de vestir.

Nuestro único objetivo es ofrecer contenido para enriquecer y renovar las propias leyendas urbanas de Yucatán.

dementor

Colaboración: La chica Tiburón, en conjunto con Antgirl

luna-perfil