Relatos

La chica tiburón

En mi mente vive una chica triste, no sé si es una chica que murió o que nunca existió. Pero quisiera ser como ella, quisiera que sus fauces me engulleran, quisiera tener sus mandíbulas para devorarme este mundo por completo.

Se alimenta de mi tristeza, tiene unos ojos negros y vacíos, por su semblante pareciera que siempre tiene ganas de llorar pero hace mucho que ya no puede hacerlo. Sus muñecas y brazos están llenos de cicatrices, ella dice que por las heridas de tantas batallas que ha tenido, todas contra sí misma.

No habla mucho, pero siempre está pensando muchas cosas, solo una vez pronunció unas palabras, «¿los tiburones tienen lágrimas? creo que la totalidad del océano está lleno de ellas, quisiera ahogar a todo el mundo con las mías».

A veces, cuando está frente al teclado, dejo que hable, que escriba sus pensamientos y sus sentimientos. Es así como la chica tiburón habla a través de mi, por medio de su escritura, y dice que de esta manera pagará la deuda con su huésped, convirtiéndose en mi voz.

Usa un vestido rosa con unos pantalones negros entallados, tiene unos converse rojos desgastados, y siempre escucha las mismas canciones, no confía en nadie ni en nada. Una vez apuntó a alcanzar las estrellas, pero solo alcanzó a aterrizar en el jardín, y ahí se plantó en su zona de confort, hace mucho que renunció a soñar.

Y no dejes que te engañé con su melancolía, odia el mundo, por qué siente que nunca será nada, que nunca fue nada, hace mucho que se dio por vencida y si pudiera se comería al mundo con sus dientes como navajas y te mordería solo para verte sangrar.

Pero de entre tanto odio, en su corazón aún queda un poco de amor, de entre tanta tristeza ella me ama a mí, así que esta noche, bajo la ardiente luna roja, toma el autobús del centro hacia el cementerio para conocerla.

Lágrimas de tiburón

chicatiburon

Relato creado por Sharkgirl para Shark Canal

luna-perfil