Relatos

Todos estamos rotos

Todos estamos rotos, algunos en menor o mayor medida, pero al final todos tenemos grietas dentro de nosotros.

Algunas son tan pequeñas que no afectan nuestra vida diaria, mientras que otras personas han aprendido a lidiar con los pocos pedazos que quedan dentro de ellas, aunque sin darse cuenta de que están a nada de quebrarse por completo.

Las grietas surgen y los pedazos se rompen cuando tenemos contacto con algunas cosas, como por ejemplo cuando vemos alguna fotografía, escuchamos alguna canción, regresamos a algún lugar o nos volvemos a encontrar con alguien; es decir, por la nostalgia que sentimos.

Y es que con ese contacto recordamos sentimientos, momentos y sueños en los que éramos tan felices, en los que el mundo nos parecía tan maravilloso y todo pintaba tan bien, pero nos quebramos por qué sabemos que ya nada volverá a ser igual, que el tiempo y las esperanzas perdidas no se recuperan, que nuestra vida en algún momento cambio para no ser igual, que nosotros cambiamos o nos perdimos por completo, recordamos que en un instante todo se fue al carajo.

Y vemos a las personas sonreír o al menos aparentar ser felices, pero no vemos que por dentro les queda tan poco de ellas que cuando se topan con ese algo todo se precipita en su interior, se desencadena un temblor que crea o agranda las grietas y en algunos casos terminan por romperse por completo hasta ya no quedar nada más de ellos que un simple y nostálgico vacío, no quedan ni las ganas de seguir riendo o de vivir.

Lágrimas de tiburón

30264230_1315949005204165_2286197047117742080_n

Relato creado por Sharkgirl para Shark Canal

luna-perfil